Comercio Electrónico, Posicionamiento Web, Marketing

¿Cómo describir un producto?

Por Alberto Ruiz García Comentarios (1)
¿Cómo describir un producto?

El contenido es el rey. Una frase sin discusión con la que queremos transmitirte una vez más la importancia que supone el cuidado y el mimo de tus títulos, descripciones, publicaciones, y otros textos que configuran tu sitio web. Aunque en el pasado hablamos de categorías, metadescripciones, o sobre la redacción de post en un blog, hoy te traemos un aspecto principal al que debes prestarle mucho atención; La descripción de productos. En este post encontrarás los trucos que necesitas para redactar excelentes descripciones de producto que te ayudarán a impulsar tu tienda.


¿Por qué realizar una buena descripción técnica de producto?

En algunos casos, ni si quiera los copys profesionales realizan esta operación de forma adecuada. Es muy habitual encontrarnos productos cuya descripción incluye el mismo texto que el título, por otro lado la estética minimalista que está tan de moda requiere en ocasiones reducir el contenido al mínimo por el bien del diseño, no obstante este tipo de prácticas son un tremendo error.

Una buena descripción de producto te aportará principalmente dos cosas. En primer lugar te ayudará a posicionar tu tienda online de forma natural en tu buscador, además al aportar todos los posibles datos que el cliente necesita crecerá la probabilidad de que esa visita se convierta en venta.

¿Cómo describir un producto?

Realizar una descripción técnica de producto no es algo tan fácil como parece, hay que dedicarles tiempo para realizar un pequeño análisis y evaluar cual es el contenido que debemos destacar en nuestra descripción. A continuación te mostramos los siete trucos ideales para crear la descripción de producto más eficiente.

1. Trabaja tu tono comercial en la redacción

Este paso es esencial ya que a través del tono que emplearemos, estableceremos el escenario en el que luego incluiremos todos los elementos que vienen a continuación. Será nuestro espacio de trabajo y para entrar en él deberemos sufrir una pequeña transformación, deberemos salir de nuestro negocio y ponernos en la mente del consumidor para preguntarnos ¿Qué deseamos cuando compramos? ¿Cómo queremos que nos traten cuando aterrizamos en una ficha de producto en la red? Tras contestar a estas preguntas debemos convertirnos en el perfecto vendedor jugando con los recursos que te presentaremos a lo largo del post.

Te aconsejamos no excederte en el tono comercial, no ser demasiado efusivo pero tampoco demasiado pasivo, trata de encontrar el punto de equilibrio ;)

2. Destaca los beneficios

Siempre tenemos que tratar de sacar lo mejor de nuestros productos en su descripción, no obstante este punto se vuelve especialmente importante si hablamos de productos propios. Tendremos que seleccionar aquellos valores acordes con nuestra web y nuestra marca.

Piensa muy bien en cual es tu público y resalta aquellos beneficios que realmente aportan un valor añadido a tu producto. Por ejemplo, una tienda de dietética que venden productos alimenticios especialmente sanos. Seguramente palabras como "sano", "natural", o "bajo en calorías" serán más útiles que "delicioso" o "gourmet".

Como ves el uso de palabras clave para vender es imprescindible, realiza un análisis de keywords que incluya palabras en cuya estructura se encuentre alguno de los beneficios que queremos destacar. Lo ideal es que seleccionemos las long tail (palabras clave más específicas integradas por varios elementos en vez de una única palabra genérica) como sería "barrita energética natural baja en calorías" siguiendo el ejemplo anterior.

3. Especifica tus marcas

Es muy semejante al caso anterior, el uso de palabras clave para vender también toma partido en este punto. Puede que tu negocio venda marcas externas, es muy importante que resaltes estas marcas ya que te ayudarán a posicionar tu página. Habitualmente las personas buscan marcas que les interesan e incluirla en tu descripción te ayudará a aparecer en el navegador cuando realicen la búsqueda.

Además es un sello de confianza, por desgracia las imitaciones ilícitas son una práctica habitual en internet lo que genera desconfianza en los usuarios si no se encuentran en la página oficial de la marca. Definir claramente que tu producto es de esa marca inclinará la balanza a tu favor generando la seguridad que el comprador necesita.

4. Incluye una ficha técnica

Trata de sacar todos los datos específicos que describan tu producto de forma técnica, materiales, color, peso, longitudes, todo lo que puede ser interesante. Cuantos menos detalles se le escapen al cliente mejor, debes pensar que el gran handicap del e-commerce es el trato directo y presencial durante el proceso por lo que debes anticiparte creando la ficha de producto perfecta resolviendo todas las posibles dudas que le puedan surgir al comprador.

Este punto es especialmente importante para tiendas de productos cuyo tratamiento requiere algún tipo de especificación como tiendas de ropa o tiendas de comida. Instrucciones de lavado, detalles de preparación o condiciones de almacenamiento, el tipo de datos que deben aparecer en una ficha técnica.

Para hacerlo más visual te aconsejamos que lo incluyas en forma de tabla.

5. No te eches demasiadas flores

Como te decíamos en el tono de nuestra redacción (punto 1) no debemos ser exagerados, está bien que a la hora de nombrar algunos beneficios o resaltar las virtudes de nuestros productos utilicemos superlativos que incitan a la compra pero debemos ser coherentes con el texto y limitar el uso a lo estrictamente necesario.

Recuerda que si realmente tienes el mejor producto, no necesitas adularte continuamente.

6. Introduce Sensory Words

Las Sensory Words son esas palabras que se vinculan a sensaciones. Son muy importantes porque transportan al consumidor de manera directa a experimentar mentalmente lo que está leyendo despertando su necesidad de adquirir dicho producto. De nuevo el mundo de la comida tiene un espacio reservado, y es que las Sensory Words funcionan especialmente bien en este sector. Palabras como "crujiente", "en su punto", o "sabroso" pueden acercarnos un paso más a la conversión.

Estas palabras también son muy efectivas con artículos relacionados con el mundo del arte, la música, el espectáculo, la decoración, o la construcción.

7. Hazlo visible

Una vez que hayas creado una descripción que incluya los elementos anteriores tratados como más te convengan empleando siempre el tono idóneo, configura el texto de tal manera que sea agradable para la vista. Destaca en negrita los puntos reseñables, incluye tablas para algunos datos técnicos (como explicábamos en el punto 4), todo lo que pueda facilitar al consumidor encontrar lo que busca de manera exacta y sin dar lugar a dudas. Recuerda que el objetivo principal es que con la ficha de producto quede todo claro.

No satures de información la ficha y trata de separar los diferentes datos en bloques con puntos para que el consumidor tenga siempre claro lo que está leyendo.


Conclusión

Todos estos puntos son aproximaciones y deberás seleccionar de cada una las partes que más encajen con la personalidad de tu negocio. Valiosas aportaciones que pueden dar un giro al concepto de tu e-commerce impulsando las ventas y el funcionamiento de tu business development.

Si todavía tienes tus descripciones desactualizadas ¡Dales una vuelta con este post!


¿Quiéres mejorar tu e-commerce?
x
Academia digital

Únete a nuestra Academia Digital y recibe los mejores trucos y consejos sobre Comercio Electrónico y Marketing Digital diréctamente en tu correo.

Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Comentarios


Ordenar por:
  • Date
#4738 Ángel Alberto Álvarez Concepción dice:

Encontré lo que buscaba...


Deja un Comentario

Tu email no será publicado


©2020 Siokia SL | Palbin.com: Crea tu tienda en dos pasos, 1 y 2. Condiciones de uso y Política de privacidad