Marketing

Branding Digital: qué es y mejores estrategias

Por Alex Vazquez
Branding Digital: qué es y mejores estrategias

Branding, identidad corporativa, diseño de identidad, logo, marca...son términos cada vez más escuchados en el mundo de la empresa. Seguro que poco a poco has empezado a entender mucho más de estos términos si te has decidido por emprender tu propio negocio o has dado el paso al mundo de la venta online.

Pero tranquilo, si para ti estos términos son como hablar en chino hoy en Palbin te enseñamos todos los secretos del Branding digital. Si por el contrario, ya eres un verdadero amante de las marcas y todo lo que las rodea, descubre nuevos trucos y ejemplos que seguro te sorprenderán.

Si quieres impulsar tu marca y empresa y lograr objetivos nunca antes imaginados, descubre como el Branding Digital puede ayudarte conseguirlo.


¿Qué es el branding?

Si algo tenemos claro los que nos dedicamos al mundo del sector digital, sea cual sea su vertiente, es la importancia de tener una bien trabajada y sólida marca corporativa. Pero, ¿por qué es tan importante este factor que muchos pasan por alto?

Seamos conscientes o no, nuestra identidad es lo primero que un cliente ve de nosotros. Antes incluso que nuestros productos, precios, ofertas… Nuestra marca es nuestra forma de presentarnos ante el mundo, y por ello es tan importante prestarle la atención suficiente y para un resultado exitoso.

Son muchas las empresas que han sufrido a causa de un mal trabajo en su branding y ni siquiera los mejores productos y precios son capaces de solventar este problema en muchos casos.

Pero ¿qué es realmente el branding? Para muchos, y de forma errónea, el branding comprende únicamente el diseño del logotipo o tener una serie de colores que representen a su empresa. Decimos que es erróneo ya que si bien es cierto que estos ejemplos si forman parte del branding, no son más que una pequeña parte de todo lo que realmente comprende.

Realmente el branding es todo aquello que rodea a la marca, desde sus ya mencionados colores corporativos o logotipo, así como otros elementos de identidad corporativa: su web, tipografía, merchandasing, publicidad, aplicaciones, cartelería, papelería corporativa... Incluso elementos mucho menos conocidos por el público como la forma en la que redacta sus contenidos y mensajes o el tipo de música que emplea en sus videos o locales.

Podríamos hilar tan fino que incluso podemos hablar del olor de sus locales o la forma en la que sus empleados se dirigen al público. En definitiva cuando hablamos de Branding hacemos referencia a todos aquellos elementos que hacen que el público identifique nuestra empresa o marca.

Una de las grandes dudas a la hora de desarrollar nuestra estrategia de marketing es la siguiente:


¿Cuál es la diferencia del branding tradicional y branding digital?

Realmente, la principal diferencia entre ambos términos es el espacio en el que se desarrollan. El branding digital está totalmente dentro del mundo digital, y por ello requiere una manera de comunicar y un lenguaje específico.

Si bien comparten prácticamente la totalidad de elementos, en el branding digital tendremos que estar mucho más pendientes de la parte que corresponde a la identidad visual, así como a las acciones de marketing que propongamos. No podemos olvidar que en muchos casos, no podremos tener un trato directo con el cliente, o un lugar físico que haga que nos conozcan o tengan una experiencia con nosotros.

Las principales diferencias las encontraremos en el trato con el cliente, ya que no podremos acercarnos a hablarle, tener dependientes que les transmitan información o actúen de manera “corporativa”. En cuanto a la velocidad con la que podremos hacer cambios, es evidente que todo lo que sea digital está a unos pocos clics de renovarse, en cambio todo lo que requiere de soportes físicos necesita un trabajo previo mucho mayor y costoso. Por último la experiencia de usuario, si bien es cierto que en un negocio digital nuestro cliente puede sumergirse en una experiencia creada a base de interacciones, es difícil compararla con las sensaciones que tenemos al entrar en un lugar físico.

Por ello elementos como la publicidad, logotipo, web y aplicaciones, redes sociales, vídeos, redacción de textos, colores o imágenes corporativas son realmente importantes dentro del branding digital.


Estrategias de Branding digital

Estrategias de Branding Digital

En primer lugar tenemos que pensar que nuestro máximo representante será nuestro nombre y logotipo, por ello tenemos que trabajarlo con sumo cuidado y mimo. Siempre que sea posible contacta con un profesional para que elabore tu nuevo logotipo ya que por mucho que conozcas programas de edición digital, el resultado que puede darnos un profesional siempre será mucho más efectivo. Incluso te planteate reducir presupuesto de otros apartados y destinarlo a un buen logotipo.

Diferénciate de los demás. No solo en tu logo sino en todo lo que rodee a tu marca. Si bien es cierto que tener referentes exitosos es una gran idea, copiar sus estrategias nos llevará a un fracaso absoluto.

Busca cómo potenciar tu producto de forma original, ya sea con algún tipo de detalle extra que aumente su valor o el de tu marca. Trabaja tu web de forma que sea fácil, intuitiva y con un diseño atractivo.

Crea contenido de valor en tus redes sociales y blogs, de tal modo que tus clientes vean que no solo buscas venderles productos sino que te preocupas por sus intereses. Ser un lugar de referencia donde consultar dudas o buscar inspiración puede llegar a generar muchas ventas.

Pero sobre todo haz que tu marca destaque sobre el resto, ya sea por emplear colores diferentes a los que usa la competencia del sector o por hablar con un lenguaje más cercano, lo importante es que impacte a todo el que te pueda ver.

Crea campañas anuncios con un gran potencial visual que haga que los compradores se enamoren de tus productos antes siquiera de ver su precio. De esta manera al comprar no piensan solo en el precio del producto, si no en el valor extra que le da la marca.

Establece una consistencia en tu diseño. Igual de importante es que tus diseños gusten, como que se reconozcan como algo asociado a tu marca. No cambies constantemente el estilo de tus publicaciones, la forma de mostrar tu logo o establece una tipografía para todo aquello que diseñes así como unos colores corporativos o estilo de imagen. Puedes plantear 2-3 estilos basados en la misma estética pero con ligeras variaciones para poder adaptarlas mejor al medio al que van dirigidos.

Algo muy importante es crear un manual de marca donde establezcas todas estas “normas” que te ayuden a no perder el enfoque de tu marca. También supondrá una gran ayuda en el caso de que sea un tercero el que tenga que ocuparse de aspectos relacionados con la marca y lograr mantener más fácilmente la consistencia visual.


Ventajas del branding digital

Aunque pueda parecer un trabajo arduo y complejo, las ventajas que nos aporta tener un buen branding digital compensan con creces el esfuerzo que hay que realizar. Ten en cuenta que si hacemos un buen branding el mundo online nos permite captar muchos más clientes que una tienda física.

En primer lugar y como es evidente, seremos mucho más reconocibles. Un logotipo, una web o unos colores determinados harán que nos diferenciemos de la competencia e incluso que con un simple golpe de vista nuestros clientes sepan que somos nosotros. Por otra parte, la confianza de futuros compradores se disparará.

Seguro que los casos en los que no te has atrevido a finalizar una compra online, por un diseño de web poco trabajado o una publicidad que no estaba bien pensada, se cuentan por decenas. Por ello es muy importante que nuestros clientes vean que todo lo que rodea a nuestra marca está sumamente pensado, testeado y trabajado. Esta confianza se traduce en ventas, y no olvidemos que este es nuestro principal objetivo.

Otra de las ventajas y una de nuestras favoritas es la lealtad. Sí, sí has leído bien, lealtad. Gracias a un branding bien trabajado podemos lograr que nuestros clientes se conviertan en fans. Cuando vendemos a fans en lugar de clientes, es mucho más fácil que nuestros productos gusten, las valoraciones mejoren, las promociones y descuentos tengan mucho más éxito e incluso la interacción en nuestras redes tenga mucho más alcance. Todo esto gracias a trabajar un poquito tu marca.

Si eres de los que ve en los anuncios a su mayor aliado, un trabajo de branding digital sólido y bien pensado puede llevarnos a multiplicar el éxito de las campañas. No solo nos dará visibilidad sino que también seremos mucho más pregnantes, es decir, nuestra marca y productos se quedarán en la mente de nuestros clientes mucho más tiempo. Esto puede hacer que un cliente que vea la publicidad e inicialmente no compre, lo haga posteriormente por el recuerdo de la marca que ha visto en los anuncios.


Ejemplos de Branding digital

Sin lugar a dudas una de las mejores formas de conocer cómo funciona algo es ver a los mejores en acción y cuando hablamos de branding tenemos algunos referentes claros de los cuales fijarnos y aprender trucos que nos ayudarán a dar ese empujón definitivo a nuestra marca.

Coca-Cola

Cocacola branding digital

Estamos ante uno de los gigantes en el mundo del marketing y branding pero está claro que está ahí porque se lo ha ganado a pulso. Actualmente el 94% de la población mundial reconoce la marca de Coca-Cola y es principalmente por su maestría a la hora de gestionar sus acciones de branding y marketing.

A nivel de identidad, Coca-Cola ha conseguido 3 cosas claras. Un color corporativo perfectamente identificativo, un producto cuya forma reconocemos todos y una franja decorativa capaz de representar toda una marca. Con esas tres cosas y pinceladas de creatividad, ha sido capaz de expandirse por el mundo de una forma arrolladora.

¿Cómo logra desmarcarse en el sector digital? Una sola palabra define todas y cada una de las campañas de la empresa americana, VIRALIDAD. Es el objetivo número uno de cualquiera de sus acciones. Hacer que sea el propio usuario el que “de bombo” a la marca y lo expande de un sitio a otro, ya sea mediante millones de reproducciones en los anuncios de YouTube, WhatsApp en grupos de amigos con el último anuncio navideño o "posteos" en redes sociales con latas personalizadas. Lo que sea, pero siempre que sea “compartible”.

Y es que en un mundo en el que todo ha de mostrarse en redes, enviarse por mensaje y enseñarse a miles de amigos, esta fórmula es perfecta.

A esto le suma un trabajo de marca e identidad muy estable y sólido, con decisiones de marca muy asentadas en el tiempo, como es el uso de mensajes emotivos y cercanos, un color corporativo famoso en el mundo entero o una estética moderna y atemporal entre otros.


Cocacola branding digital

Por tanto, ¿cuáles son las claves y consejos sobre branding que sacamos de este gigante de las bebidas gaseosas?

Trata de viralizar tus acciones. Todo lo que los usuarios muevan por ti supone un ahorro económico y de esfuerzo.

Ten clara tu identidad. Apóyate en un manual de marca que haga que cualquier elemento visual referido a tu marca sea fácilmente reconocible.

Ten un lenguaje cercano y que genere emociones.

Se creativo. Haz que los demás quieran interactuar con tu marca. De este modo los compradores comenzarán poco a poco a convertirse en fans.



Netflix

Netflix ejemplo de marca digital

Esta vez nos hemos querido centrar en una empresa que opere 100% en el sector digital. Puedes pensar que todos sus esfuerzos han de ser entorno al branding digital y acciones SEO y SEM, pero sentimos decirte que la respuesta, por curioso que sea es No.

Si bien es cierto que tienes parte de razón y Netflix trabaja todo el apartado Digital de una forma más que correcta, con campañas de mailing, anuncios en redes o YouTube. Una gran parte de los esfuerzos de branding de Netflix se centran en el mundo Offline. Especialmente su publicidad, y es que estamos seguros de que todos habremos visto más de una vez un mupi, valla, o lona publicitaria anunciando una nueva serie en Netflix.

Aunque esto pueda parecer una simple acción de marketing más, estas acciones esconden mucho más detrás. Empezando por un enorme universo visual, con material de sobra para adaptarse a cualquier superficie, plataforma o entorno tanto online como offline.

Con una línea creativa basada en asociar el diseño a conceptos de su propia aplicación. Todo lo que rodea a Netflix, comenzando por su logo o sus carteles publicitarios, respira sencillez. Elementos simples, minimalistas y fáciles de ver en un solo vistazo, una clara referencia a lo fácil e intuitiva que es su web.

Sus carteles, al igual que las películas en sus app, son fáciles de ver y diferenciar entre un mar lleno de publicidad.

Nos habla usando un lenguaje desenfadado y cercano, que nos hace sentir protagonistas de cada uno de sus movimientos publicitarios, y no solo eso, sino que integra su mensaje con la serie que pretende anunciar.

Ofrece una app personalizada para cada uno de nosotros, y no, no solo hablamos de que nos muestre títulos relacionados a nuestra última película, o recomendaciones, esto va mucho más allá. Netflix a través de su catálogo investiga qué tipo de miniaturas nos atraen más a la hora de elegir el contenido y las adapta en función de dichos resultados. Es por ello que a dos personas distintas, no siempre les aparecerá la misma miniatura para una misma película.


Ejemplos branding digital netflix

Como ves, la plataforma estrella para ver películas, trabaja mucho más en profundidad su branding y marketing de lo que tú podrías pensar. ¿Qué claves podemos sacar en claro de este ejemplo?

Trabaja también el entorno offline. Aunque sea de manera superficial.

Personaliza tus servicios. Demuestra al cliente que te preocupas por él de forma individual y no le ves como un miembro más del rebaño.

Lanza mensajes que no se contradigan con tu producto o servicio.


Asos

Asos campañas de branding digital


Ya que estamos en un blog de comercio online, vamos a hablar de uno de los lideres en el mundo del ecommerce. Asos, la famosa tienda multimarca que dio el salto a las tiendas físicas gracias a su éxito en la venta online.

¿Cómo ha logrado Asos este triunfo tan rotundo? Los pilares fundamentales que nosotros hemos encontrado son los siguientes:

Su identidad corporativa. Sencilla y clara, sin adornos ni elementos que roben atención a los verdaderos protagonistas, la ropa. Aún que pueda parecernos incluso que se trata de una identidad de marca sencilla y poco trabajado la realidad es totalmente distinta. Mostrar tu marca en un sitio destinado a vender cientos de otras marcas diferentes y que está no sobresalga por encima de los demás sino que las complemente, no es un tarea fácil.

Su página web es otro ejemplo claro de buena praxis. Es una muestra perfecta de todo lo que hay que hacer en una tienda online si lo que buscas es tener éxito. Fotografías atractivas y de calidad, por no hablar de la gran variedad de imágenes por cada producto. Banners atractivos y actualizados que llaman totalmente la atención del usuario. Una interfaz sencilla, intuitiva y fácil de aprender.

Call to actions claros y que nos invitan a interactuar. Categorías muy bien segmentadas y con filtros que nos permiten controlar la búsqueda de un producto al 100%. Sobre todo, una pasarela de pago cómoda para los usuarios, que invita a finalizar las compras sin desconfianzas ni pasos intermedios que nos hagan abandonar.

Finalmente, su publicidad en internet. Funciona también como un tiro y es gracias a esta sencillez. El no saturar estas publicaciones con elementos de marca hacen que lo que destaque realmente en sus anuncios sea el producto que venden y así la conversión se multiplica. Tu marca, una buena foto de producto y el precio grande y claro, los tres pilares sobre los que asentar tus Ads.

Las claves que podemos sacar para aplicar en nuestro negocio son las siguientes:

No satures tus recursos con elementos de tu marca.

Trabaja los aspectos fundamentales de tu web. Descripciones claras, buenas y fotos variedad de tu producto. Banners atractivos que denoten preocupación por la estética de tu web y sobre todo una interfaz sencilla y clara.

Crea anuncios llamativos que muestren claramente lo que quieres vender. Saca el máximo partido a tus productos con fotos atractivas y de calidad.


Asos y estrategia de branding digital


Ahora ya estás un poco más enterado de en qué consiste esto del branding digital. Te animamos a que sigas informándote y logres una marca sólida y consistente que te ayude a diferenciarte de tu competencia y te aporte un mayor éxito en el mercado.

Recuerda que toda acción en la que tu marca se vea implicada, genera una reputación, por lo que trabaja para que siempre sea lo más positiva posible,

Si quieres saber más sobre esto u otros consejos que te damos para triunfar en el mundo del ecommerce, no te pierdas ninguno de nuestros post.


Si te ha gustado el post, no seas egoista y comparte 😉

¿Quiéres mejorar tu e-commerce?
x
Academia digital

Únete a nuestra Academia Digital y recibe los mejores trucos y consejos sobre Comercio Electrónico y Marketing Digital diréctamente en tu correo.

Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Comentarios


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado


©2021 Siokia SL | Palbin.com: Crea tu tienda en dos pasos, 1 y 2. Condiciones de uso y Política de privacidad