General, Comercio Electrónico

Qué es el moq y cómo negociarlo o evitarlo como cliente

Por Ana Añon
Qué es el moq y cómo negociarlo o evitarlo como cliente

Seguramente, todos os hayáis planteado alguna vez crear una tienda online. Y es que las ventajas de tener un ecommerce son innumerables. No sólo te permite trabajar desde donde quieras, sino que también aumenta tu visibilidad y, por tanto, las posibilidades de ganar muchísimo más dinero que en cualquier otro comercio convencional.

Sin embargo, aunque tengamos grandes ideas en mente, debemos tener claro que, para que una tienda online tenga éxito, no sólo es necesario un buen nombre y una buena gestión de contenidos y envíos, sino elegir el proveedor adecuado.

Ya os desvelamos qué tipos de proveedores existen y cómo buscar los mejores para tu negocio. Sin embargo, hay dos preguntas que vas a plantearte seguro en tu búsqueda y que sin duda, son las que más quebraderos de cabeza dan a cualquier emprendedor.

  • ¿Cuánta cantidad de pedido tengo que comprar?
  • ¿Cuánta inversión tengo que hacer en el primer pedido?

Es normal que si estás empezando a crear un ecommerce no tengas muy claro cuánto debes gastar y cuántas unidades de cada producto debes pedir. Pero ¡no te preocupes! La respuesta a estas dos preguntas la resuelve un término que quizás sea nuevo para tí: el moq.

A continuación vamos a desvelarte su significado, por qué es tan importante el moq, cómo puedes aprovechar el mismo para obtener mayores beneficios comerciales y te explicaremos como evitarlo gracias al dropshipping.


Qué es el MOQ

El término MOQ responde a las siglas de ‘Minimum Order Quantity’ y, no es nada más y nada menos, que la cantidad mínima que debes comprar a tu proveedor para que éste acepte enviarte el pedido.

Cuando empieces tu búsqueda de proveedores, te encontrarás con gran variedad de moqs y es que, cada proveedor establece el suyo en función de numerosos factores como los costes de producción, el coste de mano de obra o los costes de envío, entre otros.

El pedido mínimo establecido puede variar de uno a miles y miles de unidades mínimas, pero esto no significa que tengas que comprar exactamente esa cantidad. Si, por ejemplo, un proveedor establece su cantidad mínima de pedido en 500 unidades, significa que mínimo tendrás que comprar 500 pero siempre podrás exceder dicha cantidad. Además, cuanto mayor sea el volumen de compra, mayores beneficios obtendrás como, por ejemplo, la reducción del precio por unidad o el coste de envío gratuito.

Por qué existe el MOQ y cómo calcularlo

A veces se nos olvida que nuestros proveedores también funcionan como cualquier otra empresa. Tienen gastos, ingresos y muchos de ellos, también costes de producción.

Los gastos derivados de la producción suelen ser elevados, por lo que algunos pedidos serán rentables para el proveedor, pero otros no tanto. ¿De qué depende esto? De la cantidad de unidades que se vendan, por supuesto.

Es aquí donde gana importancia el moq, el cual es clave para determinar cuántos productos tiene que vender el proveedor para cubrir todos sus gastos y que, en la medida de lo posible, le resulte rentable. Para los proveedores la cantidad mínima de pedido supone una garantía de que su producción está siendo rentable. Además, implica establecer en la mayoría de los casos relaciones a largo plazo con los clientes, de forma que las ventas siempre van a estar aseguradas y se puede invertir una mayor cantidad de dinero en mejorar el sistema productivo.

Existen numerosas formas de calcular el moq, aunque todo proveedor debe basarse en cuatro factores fundamentales:

  • Cuánto le cuesta producir una unidad de producto
  • Cuánto margen de beneficio quiere obtener
  • Cuál es la cantidad media de pedido que suele recibir
  • Cuáles son los moqs establecidos por la competencia

Uno de los métodos más convencionales para calcular el moq es calcular primero el coste total de la producción, incluyendo los gastos no derivados de la misma, como, por ejemplo, el transporte y dividirlo entre el número total de unidades fabricadas. De esta forma, sabremos cuánto nos cuesta producir una única unidad. Así pues, en base a este dato, el margen de beneficio que queremos obtener y el volumen de pedidos que solemos recibir, estableceremos nuestro moq ideal.

Por qué los proveedores utilizan el moq


Ventajas y desventajas del MOQ

Como hemos mencionado anteriormente, para los proveedores la cantidad mínima de pedido ayuda a controlar que la producción y venta de sus productos esté siendo rentable. Pero, ¿qué ocurre si soy cliente? El moq, entonces, ¿me beneficia o me penaliza?

Para los clientes, tanto las ventajas como las desventajas varían en función de la cantidad mínima establecida y del presupuesto inicial que tengan.

Ventajas del moq para clientes

En general, los proveedores con un MOQ más elevado suelen invertir grandes cantidades de dinero en mejorar su sistema productivo y su materia prima, lo que se traduce en una mejora de la calidad de los productos fabricados.

Gracias a las economías de escala, cuanto mayor sea el volumen de producción, menores serán los costes asociados a la misma. De esta forma, podrás disfrutar de precios unitarios mucho más bajos o descuentos especiales como envíos gratuitos. Además, acceder a invertir por una mayor cantidad de producto implica establecer barreras de entrada a competidores, ya que muchos de ellos seguramente no estén dispuestos a pagar lo mismo.

Por otro lado, que el MOQ del proveedor sea reducido también tiene sus ventajas. Lo más llamativo para cualquier cliente es que la inversión inicial será mucho menor. Al disponer de menor cantidad de producto, no necesitarás demasiado espacio para almacenar tu stock, por lo que tus costes de almacenaje se reducirán. Además, en todo proceso productivo aparecen productos defectuosos por lo que, comprando una menor cantidad se reduce el riesgo de recibir productos en mal estado.

Desventajas del moq para clientes

Como hemos visto, que el proveedor establezca un moq, tanto elevado como bajo, tiene distintas ventajas. Pero no os vamos a mentir. Como todo en esta vida, el moq tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Si el MOQ del proveedor es elevado, hará falta una mayor inversión a la hora de adquirir los productos. Además, cuanto mayor sea la cantidad de mercancía pedida, mayores serán los riesgos de recibirla en peor estado y por supuesto, aumentarán también los costes de almacenaje.

Por otro lado, si te decantas por un proveedor con un MOQ bajo, disfrutarás de menores beneficios comerciales. Seguramente no tendrás descuentos en envíos y tus precios unitarios serán más elevados. Asimismo, cuanto mayor sea el volumen de pedido requerido, menores serán los riesgos de que otras empresas estén dispuestas a aceptarlo, por lo que eligiendo un moq más reducido te arriesgas a que aumente tu competencia.

Entonces, ¿qué es mejor escoger?, ¿un proveedor con un moq alto o bajo? La verdad es que no hay una respuesta acertada para esta pregunta, ya que dependerá del poder de inversión que tenga cada negocio y del volumen de unidades que pueda gestionar.

Cómo negociar el MOQ siendo cliente

Siempre puedes intentar negociar el moq con el proveedor que escojas y puedes hacerlo de múltiples formas. Sin embargo, debes tener en cuenta que la mayoría de las veces que negociamos este aspecto, la relación que mantendrás con tu proveedor no será tan estrecha, ya que siempre pondrá por delante sus intereses.

Si otra empresa está dispuesta a pagar su mínimo establecido, pasará a darle prioridad a esa empresa antes que a ti, ya que le asegurará mayor rentabilidad. A continuación, te contamos las mejores formas de negociar el moq:

  • Negocia un mayor precio por unidad de producto: Si estás convencido de que quieres el producto que ofrece un proveedor concreto pero no estás dispuesto a pagar por tantas unidades, puedes intentar negociar un menor volumen de compra a cambio de pagar un poco más por unidad. En función de la cantidad que negocies, tu proveedor posiblemente aceptará ya que aumentando el precio unitario, la rentabilidad sería la misma.
  • Plantea un pedido fraccionado: Si tu problema no es la cantidad, sino el precio y la falta de sitio para almacenar los productos, puedes proponerle a tu proveedor un pedido fraccionado. De esta forma, dispondrás, por ejemplo, de mitad de pedido en el momento de compra y la otra mitad dentro de un tiempo, además de que la inversión inicial sería mucho menor ya que podrías dividir el pago en dos plazos.
  • Haz pedidos de prueba: Esto es fundamental para garantizar que se cumplen las condiciones de tiempo de entrega y calidad de producto. Si cuando haces un pedido de prueba, alguna de las unidades resulta defectuosa o no se cumplen los tiempos, puedes usar estos fallos como arma de negociación para que rebajen el número de unidades.
  • Negocia una menor calidad: Uno de los factores determinantes de la calidad de un producto es su materia prima. Si ese producto en el que estás interesado se fabricase con materiales de menor coste, su precio por unidad también disminuiría y por ende, también el moq. Sin embargo, debes plantearte si te compensa arriesgarte a recibir pedidos defectuosos o de menor calidad.
  • Asóciate con otro particular o empresa para realizar el pedido: Siempre puedes negociar con otro particular que quiera ese producto para repartiros las unidades y de esa forma, dividir la inversión necesaria para pagarlo.

Formas de negociar el moq como cliente

Aunque estas son las alternativas más comunes para intentar rebajar la cantidad de pedido mínima establecida por tu proveedor y que la inversión te resulte más asequible, seguro que algunos de vosotros no estáis dispuestos a comprar cantidades tan grandes y mucho menos, tenéis el dinero suficiente para invertir al comenzar el proyecto.

Si este es tu caso, ¡no te preocupes! Existe una forma de eliminar el moq y vamos a desvelártela.

Cómo eliminar el MOQ

Como hemos explicado anteriormente, los proveedores establecen el moq por algo y es que, si no lo hicieran, la mayor parte de su producción no les resultaría rentable. Sin embargo, existe una forma de evitar el moq e iniciar cualquier negocio sin apenas coste. ¿Has oído hablar del modelo de Dropshipping?

Crear una tienda online gracias al ventajoso modelo de dropshipping es la única manera de evitar el moq. Y no es que elimines la cantidad mínima establecida, es que no tendrás que invertir en comprar nada de stock antes de hacer una venta. ¡Como lo oyes! Si te decantas por trabajar con proveedores de dropshipping, son ellos los que se encargan de tener almacenado el producto y además, los que lo envían al cliente final por ti. Tu única tarea será sincronizar su catálogo en tu tienda y focalizar tus esfuerzos en vender y vender.


Dropshipping: Cero inversión, cero stock y cero almacenaje

En Palbin podrás crear tu tienda online de dropshipping y sincronizar el catálogo de hasta 15 proveedores de dropshipping, tanto nacionales como internacionales.

Si estás pensando en crear una tienda online de cero y no tienes suficiente dinero para invertir al principio, esta será sin duda será tu mejor opción.

Conclusión

Como hemos visto, cuando comiences la búsqueda de proveedores te encontrarás con gran variedad de moqs y es que, cada proveedor establece el que más le conviene en función de su coste de producción y la rentabilidad que quiera conseguir.

Hacer acuerdos con cualquier proveedor que tenga un moq establecido te aportará numerosas ventajas como la reducción del precio unitario, una mejor calidad de los productos, mayores beneficios comerciales o mantener relaciones estrechas y duraderas. Sin embargo, siempre podrás negociar esta cantidad y si no dispones de suficiente dinero para invertir al principio, también podrás evitarlo eligiendo emprender con el modelo de negocio del dropshipping.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con los moqs? ¿Habéis conseguido alguna vez negociar la cantidad mínima de pedido? Desde Palbin nos gustaría hacer un feedback y conocer vuestra experiencia buscando proveedores.


Si te ha gustado el post, no seas egoista y comparte 😉

¿Quiéres mejorar tu e-commerce?
x
Academia digital

Únete a nuestra Academia Digital y recibe los mejores trucos y consejos sobre Comercio Electrónico y Marketing Digital diréctamente en tu correo.

Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Comentarios


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado


©2020 Siokia SL | Palbin.com: Crea tu tienda en dos pasos, 1 y 2. Condiciones de uso y Política de privacidad