General

¿Cómo hacer un vídeo? Los tips que necesitas para empezar a grabar

Por Lorenzo Buil
¿Cómo hacer un vídeo? Los tips que necesitas para empezar a grabar

La llegada de los smartphones a nuestra vida ha traído consigo una gran revolución en muchos aspectos. La facilidad de la que disponemos hoy en día para realizar cualquier tipo de grabación era impensable hace unos años. Esto nos ha posibilitado denunciar injusticias, relatar pequeñas y grandes historias cotidianas, conectar a un nivel mayor con las personas, convertir a nuestro gato en influencer... y también, dejar al descubierto nuestra torpeza a la hora de grabar, nuestra falta de pulso o nuestro síndrome del vídeo vertical.

Pero no os preocupéis, sabemos que aprender a hacer buenos vídeos es un proceso, y por eso, desde Palbin os traemos algunos consejos y tips que os ayudarán a generar mejor contenido, para vuestras redes sociales, para vuestra tienda online e incluso para sorprender a vuestros conocidos ;).


Tratamiento del síndrome del vídeo vertical

Grabar vídeos requiere de habilidades que se van aprendiendo con el tiempo, pero vamos a comenzar eliminando taras. Desde la llegada de Instagram y Tik Tok, grabar en vertical se ha convertido en una adicción, no nos malentendáis, en muchas ocasiones realizar un vídeo vertical puede llamar la atención ya que es un formato diferente, pero es necesario saber cómo hacerlo y cuándo puede ayudar a tu contenido.

Por eso, para comenzar a grabar, recomendamos desengancharse de este síndrome y comenzar a hacer vídeos horizontales, ¡Todavía quedan muchos paisajes para grabar!. Además, así te podrás fijar mejor en el encuadre y mejorar tus planos.

Cuida el enfoque de los vídeos

Una vez ya tengamos pensado qué queremos grabar, lo siguiente es enfocarlo correctamente. Si no enfocas el lugar correcto, la diferencia de nitidez entre los objetos principales y el fondo puede verse trastocada, y acabar haciendo un vídeo totalmente desenfocado o enfocado en los objetos menos importantes.

No tengas miedo por crear contenido con tu smartphone, actualmente estos dispositivos no producen un gran bokeh, por lo que son una buena herramienta.

El bokeh es un concepto japonés que significa desenfoque, se utiliza para hablar de la calidad de una foto en cuanto a la estética de las zonas desenfocadas en una imagen o vídeo. Los smartphones no generan una gran diferencia de nitidez entre zonas, a pesar de esto, si no enfocas al lugar correcto, los desenfoques se harán muy evidentes, sobre todo si no están donde deben estar.

Así que asegúrate de enfocar bien, y de enfocar aquello que quieres antes de pulsar el botón de rec. Además, procura no hacer cambios de enfoque dentro del mismo plano, al menos si no tienes una cámara lo suficientemente profesional como para que el efecto no quede muy ochentero.

Por último si estás grabando con un dispositivo que reconozca caras, hazle un favor a tu contenido y deshabilítalo, o conseguirás que tus planos sufran más de lo necesario.

Dale movimiento a tus vídeos

Con esto no nos referimos a que tengáis que ser maestros del plano secuencia, nada más lejos. Pero si vas a grabar una escena durante un tiempo prolongado, es mejor que añadas movimiento con la cámara.

Si vuestro proyecto exige algo más allá que pequeños clips, grabar de manera estática dará la sensación de estar viendo una fotografía más que un vídeo. Así que, si no estas grabando un acontecimiento irrepetible que exija que no te muevas ni un milímetro, un movimiento panorámico puede mejorar mucho tu contenido.

Existen muchos tipos de movimiento que puedes efectuar con tu cámara:

Paneo

El paneo es una técnica de barrido con la cámara, para realizarla correctamente es importante mantener un buen pulso y realizar el movimiento a la velocidad adecuada. Consiste en mover la cámara de manera horizontal, o vertical (aunque es menos típico) sobre un eje, evitando girar en torno a lo que queremos grabar. Con este movimiento se suelen rodar escenas que describen la trayectoria de personas, vehículos o escenas deportivas.

movimiento de paneo

Travelling

Originalmente, este movimiento se realizaba montando una cámara sobre raíles para conseguir el efecto. Actualmente, en muchas ocasiones la cámara se desplaza con las manos y caminando, ya que esto da una impresión más realista a lo que estamos grabando. Esto no es considerado un travelling mecánicamente hablando, pero desde el punto de la narrativa si. Esta técnica permite acompañar la escena utilizando movimiento en los tres ejes de la acción, desplazándonos y acercándonos, o alejándonos, girando la cámara en la escena grabada.

travelling

Zoom

Este tipo de movimiento es más conocido, consiste en acercarse o alejarse de la acción sin desplazarnos, o mejor dicho, sin que de la sensación de que nos desplazamos. La realidad es que la mayoría de dispositivos no profesionales, como puede ser tu teléfono móvil con un zoom digital, pierden mucha calidad de imagen cuando utilizamos esta herramienta, así que el consejo que te podemos dar es que camines, y te acerques, siempre que esto sea posible, ya que nadie quiere perder un brazo grabando un cocodrilo.

zoom

Efecto vértigo

El efecto vértigo es algo más avanzado y consiste en sumar las dos técnicas anteriores. Si realizas un zoom mientras haces un travelling, generarás una sensación conocida como vértigo en el espectador.

Para hacerlo correctamente, debes combinar un zoom atrás con un travelling hacia adelante o un zoom hacia adelante con un travelling atrás. Lo más importante es conseguir mantener el encuadre mientras que la perspectiva con la que se ve el fondo cambia. Para generar este efecto, irremediablemente debes disponer de una cámara con un buen efecto de zoom que te permita desplazarte mientras cambias el objetivo sin perder la calidad del vídeo.

efecto vertigo

Plano secuencia

Muchos habréis oído hablar de esta técnica, ya que se ha convertido en una nueva forma de narrar historias. Películas como las oscarizadas 1917, o Birdman, son un gran ejemplo de plano secuencia. En este caso, se trata de grabar de forma prolongada sin utilizar ningún tipo de corte, permitiendo incluir travellings y cambios de plano o de ángulo mientras sigues al protagonista de tu contenido. Este tipo de recurso es muy avanzado, y requiere mucha planificación inicial antes de empezar a grabar, por tanto, no os lo recomendamos para comenzar en vuestros proyectos.

plano secuencia

Los soportes son nuestros amigos

Conseguir buenos movimientos de cámara o grabar un plano, una toma o un clip, requieren de cierta estabilidad y un buen pulso. Un gran error a la hora de grabar, es coger una cámara o smartphone y comenzar a generar vídeos a mano en cualquier postura o situación. Lo peor es pensar que hemos realizado un trabajo perfecto, y después a la hora de subir nuestro contenido, darnos cuenta de que la imagen ha sufrido un auténtico terremoto.

Por ello, existen gran cantidad de soportes para todos los dispositivos capaces de grabar, y que aunque no lo creas, son muy necesarios. Existen muchos tipos como monopies, o trípodes, incluso productos más avanzados, creados únicamente para darle la estabilidad que necesitas a tus contenidos.

Busca la luz natural para grabar

El objetivo de la luz en los vídeos debe ser reflejar lo más naturalmente posible las escenas, por ello, desde la linternita del smartphone hasta los miniflash más cómodos quedan prohibidos. Con este tipo de productos, lo que vas a conseguir es subexponer todo lo que esté a un rango mayor de 20-30 cm., en principio sería lo adecuado, pero al ser un haz de luz tan puntual, apenas va a mejorar la situación, sin mencionar cuando la ganancia de luz natural sea mayor a la que aporte tu flash.

A veces la iluminación natural no es la mejor, bien porque no es suficiente, o bien porque se produce una sobreexposición que no se soluciona cambiando la cámara de sitio. Por lo tanto, puedes crear una sencilla configuración de luz artificial con elementos a tu disposición, como por ejemplo pequeñas linternas.

tipos de luz

Evita el contraluz si no es intencionado

Todos hemos visto la silueta de los helicópteros de “Apocalipsis Now” en un gran plano a contraluz al amanecer, pero salvo que busques específicamente grabar unas siluetas que sean perfectamente reconocibles, no es la mejor de las ideas.

Por lo general, grabar a contraluz termina en un conjunto de manchas negras realizando algún tipo de movimiento que nuestro espectador no va a llegar a entender. Además los smartphones tienen un rango dinámico muy limitado, es decir, tienen un espectro de menor distancia entre luz plena y total oscuridad que las cámaras, que normalmente se encuentran en 5 pasos de f o más (es decir, existen 5 pasos entre luz y sombra) y esto ayuda poco o nada a conseguir contraluces con sombras perfectamente delimitadas.

contraluces

Por eso, si no tienes la intención de hacer un contraluz muy específico, lo más aconsejable es aprovechar los momentos de luz tenue del día, o usar las nubes como filtro, que mitigan la luz natural y permiten que veamos nítidamente aquello que pretendemos grabar.

El plano detalle como recurso en los vídeos

Otra de esas pequeñas taras que solamente se quitan grabando, y grabando mucho, es la necesidad de grabar planos generales para que nos entre todo el paisaje. Necesitamos entender que los planos detalle son un recurso necesario para que la atención del espectador de nuestro vídeo se pueda centrar en algo, ya que no todo es igual de relevante en lo que tratamos de contar en nuestros contenidos.

Si tienes un gran plano general de un paisaje, no lo desperdicies, pero captura también pequeños momentos y planos más cerrados, o planos detalle, porque normalmente los planos generales están tan llenos de cosas que finalmente, lo que queríamos mostrar, pasa desapercibido.

No alargues tus planos más de la cuenta

Tanto si se trata de un vídeo individual como de un clip que vas a montar en un vídeo posteriormente, no te interesa que se muestren más de 6-10 segundos, aunque es aconsejable grabar segundos de más para poder seleccionar posteriormente los más interesantes. Si quieres realizar planos más largos es imprescindible que tengan un buen movimiento de cámara, como por ejemplo un travelling que haga el plano interesante, o que se trate de un timelapse o un hyperlapse que muestren algo diferente.

Un timelapse es la capacidad de grabar a velocidad muy rápida un suceso que por lo general sucede muy lento (Como el florecer de una planta), mientras que un hyperlapse es totalmente lo contrario, es mostrar procesos que ocurren a gran velocidad (como una pompa de agua al romperse) alargando el espacio temporal entre fotogramas, de esta forma parece que sea un suceso a cámara lenta.

Por eso, una idea mejor que realizar un plano eterno mostrando siempre lo mismo, lo más conveniente es realizar varios, de más lejos y más cerca, de diferentes ángulos, con movimiento, etc. para escoger los mejores y hacer un buen montaje en postproducción.

Ten cuidado con el sonido en tus vídeos

Por lo general, el sonido en los vídeos es poco relevante salvo que ocurra algo realmente importante. Por ello, lo normal es eliminar todo rastro de sonido de nuestros clips y añadir música de fondo o un discurso pregrabado aparte en postproducción. Además el sonido es un aspecto que se debe manejar con mucho cuidado, o acabaremos con un precioso vídeo lleno de psicofonías dignas de Cuarto Milenio.

Si la situación requiere grabar el sonido existen multitud de dispositivos que te permitirán hacerlo con una mayor calidad, para obtener contenidos mas profesionales, como por ejemplo los micros de corbata o micrófonos ambientales. Además iOS cuenta con opciones para captar audio a través del conector lightning que permiten realizar mejoras a la hora de recoger el sonido ambiente, generando buenos vídeos.

Realiza montajes y edita tus clips

Si te has puesto a grabar como loco tras estos tips, es el momento de montar tu propio vídeo y así, obtener algo más elaborado que te permita anunciar un producto, mostrar tu tienda, llenar tus redes sociales de contenido vistoso, o cualquier otra cosa más allá que realizar un vídeo para enseñar a los amigos.

Muchas veces nos encontramos con varios clips que pueden encajar dentro de la misma temática, y eso es perfecto para realizar un montaje uniendo estas partes con pequeñas transiciones y quizá, una pista de música para conseguir un contenido mas elaborado y profesional.

Existe una gran cantidad de programas donde podréis ajustar los colores de vuestros audiovisuales como DaVinci Resolve o de montaje como Premiere que os explicamos en un post anterior sobre programas de edición de vídeo.

Practica para realizar buenos vídeos

grabar vídeos

Estos consejos son solo algunos tips para aquellos que queráis empezar a realizar montajes con pequeños clips bien grabados, pero lo más importante para aprender a grabar vídeos es practicar y practicar. Además, gran parte de la magia de los grandes vídeos publicitarios se encuentra en la edición y la postproducción, así que debes tener dos cosas en cuenta para realizar contenido audiovisual para tu tienda, lo primero es tener buenos clips, planos y vídeos con movimiento, y lo segundo es saber combinar todo tu material de forma creativa, montarlo y editarlo para darle un aspecto profesional.

Existen miles de ideas y consejos para mejorar tus vídeos, desde el camarógrafo más profesional al tiktoker más influyente, todo el mundo tiene sus propios recursos para mejorar sus contenidos audiovisuales, si tu tienes algún consejo extra que quieras compartir ¡No dudes en dejarlo en los comentarios!


¿Quiéres mejorar tu e-commerce?
x
Academia digital ecommerce

Únete a nuestra Academia Digital y recibe los mejores trucos y consejos sobre Comercio Electrónico y Marketing Digital diréctamente en tu correo.

Recibirás un email para confirmar tu suscripción.

Comentarios


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado


©2021 Siokia SL | Palbin.com: Crea tu tienda en dos pasos, 1 y 2. Condiciones de uso y Política de privacidad